Vivimos en una sociedad donde la posición, el poder y las relaciones son muy importantes, por lo que focalizamos nuestra vida en ello.

Si alguna ocasión has pensado que pasa lo mismo en el reino de Dios porque se le da mucha importancia a ciertos dones como la predicación, los milagros y la profecía, déjame comentarte lo que dice la Palabra de Dios.

 

Es importante entender que todo lo consagrado al Señor es santo

 

Si bien es cierto que la Biblia nos insta a desear los mejores dones según 1ª Corintios 12:31 “Procurad, pues, los dones mejores. Mas yo os muestro un camino aun más excelente” y con ello suponer que estar en el ministerio de alabanza recogiendo cables o limpiando instrumentos no es importante para Dios, mira lo que dice Números 4:21-49. En esta porción bíblica se habla del servicio en el Tabernáculo, detallando el trabajo que tenían que desempeñar los hijos de Gersón y los hijos de Merari bajo el liderazgo de Itamar. Ellos recibieron una instrucción para un servicio sagrado y en este punto es importante entender que todo lo consagrado al Señor es santo y que todo lo que hacemos para Dios es ordenado por Él por lo que requiere nuestra obediencia absoluta. Así que, si has recibido una encomienda sagrada, sigue las instrucciones y cumple fielmente.

Gozo da servir a Cristo

 

Finalmente quiero decirte que no importa cual sea el ministerio o tu función en la iglesia local y en el reino de Dios, mi oración es que puedas cumplir su mandato con eficacia, con fidelidad y con responsabilidad porque gozo da servir a Cristo.