Hoy por la mañana una alumna del Instituto se acercó para preguntarme si ella tenía talento para realizar ciertas tareas. Eso me hizo pensar que a veces dudamos de nuestros talentos y dones, dudamos si nacimos para eso, dudamos sobre nuestro llamado. Por eso, en ocasiones, nuestro ministerio no tiene un mensaje, nuestras iglesias no tienen un mensaje de vida; estudiamos una profesión por estudiar y nunca como persona, como organización, como empresa damos un mensaje de vida y fracasamos

El mensaje del Instituto Contrapunto es:

Adorar, Conectar y Servir

 

El llamado

¿Ves alguna necesidad? Esa es la pregunta correcta para servir en algo, para desarrollar un talento, un ministerio, una iglesia, una empresa. De hecho la palabra adorar tiene que ver con detectar una necesidad y servir. De este concepto nace el mensaje que enseñamos en el Instituto Contrapunto que es adorar a Dios porque da propósito a nuestra vida, conectar con la sociedad y servir; así encontrarás un llamado, un talento, un mensaje de vida.

 

Un mensaje de vida

Si quieres destacar en algo, tener influencia o cambiar la vida de alguien, tienes que ser conocido por algo, tienes que ser recordado por algo. Por ejemplo el mensaje de vida de Confucio es “La vida es simple, no es complicada”, de Gandhi es “Se el cambio que deseas ver en el mundo”, del empresario Richard Branson es “Vivir la vida al límite” y de Walt Disney “Sueña en grande”.

Tu llamado tiene un mensaje que ayudará a otro, dará la dirección y dejará un legado.

 

Tu mensaje es tu vida

Serás recordado por tu vida. El Pastor Jack Hayford tenía un mensaje de vida: Entender el poder de la adoración, es autor del himno “Majestad” que está dentro del top 100 de himnos y además escribió 600 himnos. El de John Maxwell es liderazgo y de Billy Graham, salvación.

Recuerda que tu llamado tiene un mensaje que ayudará a otro, dará dirección y dejará un legado. ¿Estás dispuesto a dejar un mensaje de vida digno de recordar